La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral
que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquier otra actuación que
ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral.

Los objetivos de “Banderas Negras” son:

  • Dar una información rigurosa a los andaluces, y a todos los usuarios de las playas,
    del estado ecológico en que se encuentran éstas.
  • Requerir a Ayuntamientos, resto de las Administraciones y a empresas, para que
    contribuyan al saneamiento de las playas y pongan fin a la degradación ambiental
    del litoral.

La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral
que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquiera otra actuación que
ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral.
Las dos calificaciones negativas otorgadas son:

  • Bandera Negra: Impactos de mayor gravedad (vertidos contaminantes y/o
    agresiones urbanísticas).
  • Punto Negro: Impactos significativos, pero de menor gravedad.

Los “galardones” concedidos por la Federación para la educación ambiental para Europa,
conocidos como “Banderas Azules”, en cambio, carecen de cualquier credibilidad, se basan
en meros aspectos turísticos y no evalúan con rigor el estado medioambiental de las playas.

Confiemos de nuevo en que estas “distinciones” de Banderas Negras y Puntos Negros se
truequen en verdaderas Banderas Azules de aguas y arenas limpias y de un litoral
ecológicamente saludable y libre de las agresiones urbanísticas para el año próximo.

Resulta merecedora de Bandera Negra en su conjunto la opacidad y falta de transparencia
de la Junta de Andalucía, por los retrasos injustificados en aportar los datos de las
analíticas de las aguas que vierten las depuradoras al mar, a pesar de estar obligados por
ley a hacerlas públicas de inmediato.

La Consejería de Salud realiza periódicamente un análisis para evaluar la calidad de las
aguas de baño de las playas andaluzas. Ninguna playa andaluza está fuera de norma. En
las muestras de agua se determinan los diferentes parámetros exigidos por la normativa
vigente, como los microbiológicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de
espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo –de
cristal, plástico, caucho, madera, que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se
considere de interés sanitario. Para Ecologistas en Acción, esta analítica es insuficiente y
debería incorporar la detección al menos de hidrocarburos y metales pesados, con una
incidencia evidente en la salud de la población afectada.

Insistimos como en años anteriores en que es imprescindible un plan de prevención de la
contaminación del litoral, que elimine cualquier vertido contaminante, tanto desde tierra
como desde el mar, con indicadores precisos y evaluables de la calidad ambiental. Los
principios de acción preventiva y de corrección de los atentados al medio ambiente,
preferentemente en la fuente misma, contenidos en la Directiva Marco de Aguas, deben
aplicarse con seriedad.

Ecologistas en Acción pide también a la ciudadanía y al conjunto de los visitantes de nuestros espacios costeros que tenga una actitud responsable en el uso de los recursos que nos brinda nuestro privilegiado medio natural. Retirar las basuras a los contenedores más cercanos, respetar la vegetación y los pasos peatonales recomendados, no utilizar
vehículos destructores en espacios tan frágiles,… en definitiva, procurar dejar inalterados los espacios que hemos utilizado es algo fundamental para usos futuros.

BANDERAS NEGRAS 2016 EN EL LITORAL DE GRANADA

litoral

En Granada todo sigue igual o, incluso, va a peor.

Poco ha cambiado la cosa desde el anterior informe del año 2015, que se puede consultar
en: http://www.ecologistasenaccion.es/article30447.html?artpage=4-6#outil_sommaire_3

Sólo hay tres depuradoras en la Costa que, según datos de la junta de Andalucía
proporcionados hace una semana, depuran correctamente, y el resto de las poblaciones
vierten directamente al mar.

Partiendo de esta ocultación -que interesa mucho a la Administración –, podemos constatar lo que se ve a simple vista.

Tres son la Playas merecedoras de este galardón:

1ª.- Playa del Peñón y la Guardia (Salobreña).

Si pensábamos que algo se había aprendido de la burbuja inmobiliaria y de la fiebre de la
construcción, comprobaremos que en Salobreña siguen con el empeño urbanizador.
Acaban de destrozar la vega y la playa para urbanizar una de las pocas playas libres de
hormigón que hay en la costa. El caramelo de la construcción de 4 hoteles de lujo no es
creíble, máxime cuando los hoteles de la zona trabajan a medio gas durante el verano y
cierran, o están bajo mínimos, durante el invierno.

salobreña

2ª.- Playa Granada (Motril).

La servidumbre de tránsito no existe (está privatizada) y el mar se come la playa todos los
inviernos, a pesar de los aportes de toneladas de tierra y arenas, con un intento baldío
todos los años de “recuperar” dichas playas.

Es un sinsentido que esta playa presuma de bandera Azul, porque Playa Granada, recibe
vertidos, sufre ocupaciones ilegales del Dominio Público Marítimo Terrestre y necesita todos los año “regenerarse” con tierras y arenas diversas traídas de otros lugares.

playagrana.jpg

Sigue existiendo un vertido (de origen desconocido) que suele arrojar aguas residuales por las noches en medio de la playa. A esta playa no atiende la estación depuradora de aguas
residuales, por lo que también recibe en plena arena vertidos de forma intermitente.
3ª.- Playa del Pozuelo (Albuñol).

Conocida internacionalmente como playa de la mugre, sigue llena de residuos procedentes
de los cultivos bajo plástico de toda la zona, que se realimenta cada vez que hay lluvias a
pesar de los intentos (pocos y sin sentido) de quemar y enterrar los residuos bajo la arena.
El abandono de la porquería llega hasta La Rábita. Sigue llena de basura procedente de los
miles de invernaderos de su cuenca.
La Rambla de Albuñol o del Tranco continúa aportando aguas fecales ante la ausencia de
depuradora en ese municipio.
mugre.jpg

4ª.- Municipio de Almuñecar

Playa de Cantarriján. a pesar de que se controla bastante bien el acceso de vehículos en
verano, soporta casi a diario los vertidos fecales de Nerja, que son llevados allí por las
corrientes.
cantarrijan.jpg

Anunciaron que en el verano de 2016 estaba previsto que funcionara la futura EDAR de
Nerja: eso no ha sucedido. Esperemos que algún año se pueda disfrutar plenamente y
podamos quitarle ese punto negro que no se debería merecer este lugar protegido.

Peñón del Lobo

Aunque no se le ve futuro, el destrozo realizado para la supuesta construcción de un hotel
de 7 estrellas sobe la Playa del Muerto, quedará ahí .

peñon.jpg

5ª.- Municipio de Salobreña.

Frente a la playa del Caletón y en pleno LIC (Lugar de Interés Comunitario) de la Caleta al
Tesorillo, se encuentran los restos de las inmensas jaulas de una piscifactoría
abandonada y que suponen un grave peligro para la navegación por esa zona.
Junto a esta playa sigue vertiendo la Azucarera de la Caleta.

Entre Almuñécar y Salobreña hay varias calas, cuyos fondos configuran el LIC Fondos
marinos Tesorillo-Salobreña, que sufren los vertidos de las fosas sépticas no homologadas
y emisarios de las urbanizaciones, cuyas aguas residuales rezuman y llegan hasta el mar.
Y a pesar de esto, se siguen dando licencia de obras, aunque no exista red de saneamiento
de ningún tipo.

En el mismo delta del Guadalfeo, entre las playas de La Charca y La Cagaílla, desemboca
una tubería por la que vierte al mar la alcoholera del Guadalfeo y a veces, según las
corrientes, los residuos son devueltos a la playa

6ª.- Municipio de Motril.

En la Playa de Poniente desaguan varios balates (acequias), como el de la Culebra o el de camino Patria, que siguen recogiendo las aguas residuales de muchas edificaciones
ilegales de la vega, de las industrias del Polígono Alborán y de varios almacenes, y de
vez en cuando hay vertidos de aguas residuales a la Rambla de las Brujas. La playa de Las
Azucenas recibe vertidos.

NOVEDADES POSITIVAS EN GRANADA:

  • El proyecto Ecopuertos de Motril (www.ecopuertos.org), un proyecto pionero en
    Europa, diseñado por la Catedra RELEC de la Universidad de Cádiz
    (www.catedrarelec.es) conjuntamente con los pescadores de Motril. Se ha diseñado
    basándose en la experiencia adquirida en la realización del proyecto “Motril: Eco-
    Puerto Pesquero. Litoral Sostenible y Solidario”, en el puerto pesquero de Motril
    (www.ecopuertos.es) desde el año 2013.

El proyecto ECOPUERTOS, en colaboración con la Cofradía de Pescadores, ha recogido
gran cantidad de residuos existente en los fondos marinos, caracterizando según su
tipología el caladero del que se habían extraído. Además, pretenden extenderlo en el litoral
granadino, no ya para recoger residuos de los fondos, sino para impedir que dichos residuos
lleguen al mar, e incluso ampliar estas mismas actividades a las costas de Málaga y de
Almería, con lo cual tendría cubierto todo el Mar de Alborán en una iniciativa nunca
realizada hasta ahora, tanto por su extensión como por el número y diversidad de
participantes.

Se recogieron, clasificaron y cuantificaron la totalidad de los residuos generados en el curso
de la actividad pesquera diaria, tanto los producidos a bordo o en el recinto portuario, como
los recogidos en la mar por los barcos pesqueros. Así, en un año de actividad se extrajeron
del fondo del mar 47.000 objetos que, una vez llevados a puerto, se clasificaron según el
caladero de origen y de acuerdo a su tipología, como punto de partida para la realización de
un posterior análisis. También se trabajó en la valorización de parte de los residuos
generados, de modo que los fondos obtenidos de la venta de dichos residuos se ingresaran
en la Cofradía de Pescadores.

No se trata solo de limpiar –en lo posible- los fondos marinos, sino también, y muy importante, conocer de dónde provienen y de este modo poder elaborar planes y estrategias que minimicen la llegada de residuos al mar. Se estableció también un acuerdo con el Banco de Alimentos, gracias al cual se realizaron donaciones de pescado que en solo un año alcanzaron la cantidad de más de 19.000 kilogramos de pescado fresco distribuido a
145 centros sociales de la provincia de Granada. Por otra parte, se realizaron campañas de
sensibilización destinadas a los propios pescadores, a sus familias y vecinos y a los
alumnos de los centros escolares de las barriadas pesqueras, así como campañas de
comunicación del proyecto y de las excelencias del pescado fresco procedente del puerto
pesquero de Motril.

proyecto.jpg

NOVEDADES NEGATIVAS: (que nos son ninguna novedad)

  • La errónea y despilfarradora política de realimentar con arena las playas.
    La Demarcación de Costas continúa con la errónea política de la “regeneración” de playas en contra de la dinámica general del mar, sujeta a procesos naturales de aporte y retirada de arena.
    Se ha advertido a Costas de la responsabilidad del funcionario que, a sabiendas de su
    inutilidad, despilfarre dinero público, ya que se le puede exigir por el Tribunal de Cuentas que devuelva ese dinero de su bolsillo.
  • El retraso considerable en completar las depuradoras que necesitan los
    municipios litorales.

El objetivo del “vertido cero” fue marcado para 2015 por la Directiva Marco del Agua.No sabemos si nuestros biznietos verán cumplido dicho objetivo.

  • Sigue siendo un problema sin solucionar las actividades pesqueras de arrastre muy cerca de la costa y la recogida furtiva a pequeña escala de especies protegidas, como la ortiguilla de mar.
Anuncios