Este desastre se está perpetrando en la vega de Motril.

Hace ya más de trece años, cientos de hectáreas de cultivos de regadío fueron declaradas urbanizables y permanecen abandonadas sin ser cultivadas ni urbanizadas. La mayoría de los terrenos han pasado a ser propiedad de los bancos y estos ni pagan IBI aduciendo que aún no han sido urbanizados ni construidos, ni pagan tasas de riego y agua alegando que ya no son rústicos,resumiendo, no pagan , por lo que el resto de los regantes, es decir los que siguen cultivando pagan mucho más al ser menor la superficie regable sobre la que se repercute el coste de la presa de Rules y otras infraestructuras y gastos de las comunidades de regantes.

Paga quien cultiva y no paga quien especula ¡Viva España!.

La última barbaridad es que ante las reclamaciones de las comunidades de regantes para que paguen , están hormigonando las tomas de agua y las acequias y se están empezando a secar muchos frutales, la mayoría chirimoyos de más de 30 años, para poder alegar así que ellos no riegan.Van a dejar la vega hecha un desierto a la espera de los campos de golf y hoteles de 5 estrellas que nunca vendrán.

Las fotos de los terrenos en cuestión son de hoy, 17 de septiembre del 2016.

Los árboles hablan

Comunicado de la Asociación SEDA (1), denunciando infracciones graves en contra el medio-ambiente en la Vega de Motril.

Redactado en Motril, el día 16 de Setiembre del 2016.

      Desde donde las cosas son lo que son, el campo, la naturaleza, el aire, el agua, vamos topando con la base misma de nuestro sustento, mientras que, a la vez, vamos perdiendo la armonía que ni siquiera alcanzamos a vislumbrar y menos aún a disfrutar.

JU.PNG

Si supiésemos prestar atención y fluir con nuestra madre, la naturaleza, la que se deja conocer y amar de tantas maneras,  viviríamos en una sociedad amable, acogedora y solidaria.

Sin embargo la situación es bien distinta. Vivimos de espaldas a la naturaleza. Tal omisión no nos exime de responsabilidad y en vez de mirar hacia el otro lado, exige, como mínimo, levantar el dedo para alertar.

Sería lo mismo que afirmar que al haber mucha corrupción en la política, ya no se podrá esperar nada bueno de ello.

3.PNG

Hemos de alzar la vista y entrever la grandeza, la belleza del medio en el cual nos toca vivir, sin olvidar la fertilidad de nuestras tierras como es el caso de la vega.

Allí surge el clamor de un colectivo sin nombre, sin que nadie salga en su defensa. Es un colectivo muy respetable aunque carezca de la facultad de usar palabras como nosotros los humanos. Se manifiestan por el aspecto desolador que tienen. Hablan entre ellos como lo muestra con elocuencia un sabio italiano, el Profesor Stefano Mancuso (2), poniendo de manifiesto la inteligencia de las plantas, al igual que los animales.

8.PNG

 Sin embargo,  aquí al tratarse  nada menos que de unos 800 árboles a los cuales se les ha quitado el agua, ya no tienen con que reclamar sus derechos.

IMG_1886.JPG

Son 800 chirimoyos ubicados en terrenos que siendo objeto de una feroz e irresponsable especulación, han caído en manos  del llamado banco malo. Mueren por falta de agua. Es más: el acceso a los canales de riego ha sido bloqueado con diques de hormigón. Aquí no se trata de un simple descuido sino de una auténtica e imperdonable infracción contra la naturaleza e indirectamente contra todos nosotros. Han obrado contra la ley, en plan “de a ver si cuela”, tal como siempre se ha hecho.

¿Aún estamos para seguir aguantando ésta y tantas otras cacicadas?Es nuestra vega, son nuestros árboles, produciendo un fruto tropical único en toda Europa. Por mucho que pertenezcan al banco malo, no deja de ser un bien público. En este caso por un sistema económico especulativo, que permite y justifica  cualquier acción con tal que aporte beneficios, dejando estas tierras fértiles del todo inutilizadas.

sol.PNG

Lo denunciamos, nosotros quienes trabajamos estas tierras de la vega, junto a todo quien le importa el futuro de esta comarca. Y no sólo es por ser productora de la fruta tropical sino también por conservar la bio-diversidad, la armonía de un medio-ambiente, ya seriamente amenazada por las urbanizaciones costeras; urbanizaciones habitadas un par de meses al año, dando otra muestra de una economía especulativa a ultranza.

2.PNG

 Ante la magnitud de este delito que ni siquiera se considera como tal, se levanta la voz, apelando a la conciencia de la gente de nuestra ciudad y comarca. Somos como el viejo Catón que al final de cada uno de sus famosos discursos, exigía que el  enemigo de Roma, Cartago, fuera destruido.

 

Que nuestro grito sea a toda hora: “Que no nos toquen los  árboles, nuestro medio-ambiente, la naturaleza que nos da de comer y vivir”.

5.PNG

(1)  Asociación” Solidaridad, Economía, Defensa del Medio Ambiente y Apoyo a las Finanzas alternativas” . Asociación dedicada al estudio y la promoción de proyectos en los ámbitos agrícola y medio-ambiental, con sede en Salobreña (Granada).

(2) Laboratorio Internacional de la Neuro-biología de las Plantas. Universidad de Florencia, Italia.

 

Anuncios