Existen tres ERRES: Reducir, Reparar y Reutilizar (además de Reciclar).

Se supone que en el colegio enseñan (a veces) la importancia de las tRes eRRes, pero al mismo tiempo, el sistema nos incita a convertirnos en consumidores, por lo que Reducir es algo que se antoja difícil, ya que la publicidad y el marketing hacen muy bien su trabajo y terminamos comprando cosas que ni necesitamos ni queremos.

Por ello antes de adquirir un producto habría que preguntarse si nos resulta necesario. Todos hemos comprado algo, ropa por ejemplo, que ni hemos estrenado, o solo nos la hemos puesto un par de veces, y cuando hacemos la limpieza del armario vemos esa prenda ocupando espacio. Esta pregunta no solo es para la ropa, ya que tenemos el ejemplo de esa licuadora o esas mancuernas que nos compramos en un impulso y después solo ocupan sitio.

menhir1Una manera de reducir el consumo es comprando “calidad”, productos que no se rompan al poco de usarlos, ya que evitan tener que reemplazarlos: ¡Qué gran invento es la obsolescencia programada para el capitalismo! Como ejemplo, es recomendable comprar las bombillas del hogar en una eléctrica o en tienda especializada y no en un bazar barato; a la larga, el medio ambiente y el bolsillo lo agradecerán.

Una vez hemos hecho todo lo posible para reducir, ponemos en práctica una R que se está en vías de extinción, pero que es muy importante: Reparar.

menhir2A veces, cuando se nos rompe algún objeto únicamente pensamos en comprarnos otro nuevo para sustituirlo. Por ejemplo, cuando se rompe una televisión que tiene más de 5 años, pensamos que arreglarla puede suponer más gasto que comprar otra nueva. Sin embargo, en muchos casos la garantía tiene un periodo de vigencia mayor al que creemos, sobre todo cuando el fallo se debe a un error de fabricación. Por lo tanto, es recomendable, en primer lugar, buscar los datos de compra para ver si dispone de garantía vigente. También se puede adquirir información en la web del producto o llamar a “atención al cliente”. En caso de que la rotura no la cubra el seguro, está la alternativa de acudir a un taller donde puedan reparar el objeto por un precio aceptable (he aquí una lista de establecimientos donde reparar, intercambiar, alquilar y prestar en toda España).

Cuando ya hemos agotado la posibilidad de reparar el objeto para que cumpla con su función primaria, es hora de buscarle una función secundaria: Reutilizar. Un ejemplo sencillo es  donar la vieja si está en buen estado o usarla como trapos. También podemos utilizar las tablas de los muebles viejos para hacer otros muebles o estanterías. Hay que aclarar que determinados objetos no se deben reutilizar para otra función, ya que pueden poner en peligro el medio ambiente, como por ejemplo desmontar una nevera.

menhir3La reutilización de objetos puede ser algo divertido si se hace de forma creativa, de tal forma que con un pequeño esfuerzo consigamos objetos decorativos para nuestra casa o para regalarlos a nuestros amigos y familiares (que sufran). De esta manera damos una segunda oportunidad a objetos cotidianos como botellas, tarros o maderas. Si quieres ir mas allá podrás encontrar en Internet ejemplos para hacer cosas chulas, como un horno solar, muebles, cosas para el jardín o incluso un jardín vertical con palés, un generador eólico con un ventilador de ordenador o con una rueda de bici…

Finalmente, una vez que hemos hecho todo lo posible por reducir, reparar y reutilizar, pasamos a la última R: Reciclar. Parece que hoy en día el reciclaje está bien visto y extendido (entendiendo como reciclaje el hecho de usar los contenedores), pero continúa habiendo mucha confusión sobre qué tirar a cada contenedor.

menhir4Algunos errores típicos son confundir cristal y vidrio y, así, tirar cristal (vasos o ventanas rotas) en el contenedor verde (sólo apto para vidrio), o no tener claro lo que son envases para el contenedor amarillo. Por ejemplo, la ley considera como envase reciclable las perchas de plástico que se venden con la ropa, pero no las perchas que se venden por separado. Si en algún caso tienes dudas sobre dónde tirar un residuo, lo mejor es hacer una búsqueda en Internet.

menhir5Además, se siguen tirando productos altamente contaminantes, como tubos fluorescentes o botes de pinturas, a la basura convencional o a otros contenedores erróneos. Estos residuos deben ser depositados en puntos limpios (en teoría habría que preguntar en el ayuntamiento si no sabes dónde están).

menhir6

(Gracias a Uderzo y Goscinny por su estimable colaboración.)

Anuncios