Granada y los pueblos del Cinturón rebasan los niveles admisibles de polución por ozono.
Siendo la tercera ciudad con mayores niveles de contaminación atmosférica de España. No hay más que seguir los informes diarios sobre calidad del aire que publica todos los días la Consejería de Medio Ambiente. Las concentraciones de dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión rebasan con demasiada frecuencia los umbrales recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tanto la capital como los municipios del Cinturón están registrando durante estos días unas concentraciones de ozono que están superando con creces los cien microgramos por metro cúbico de aire que la OMS sitúa como límite de los aconsejable. El martes se alcanzaron los 138 microgramos en Armilla a las 13:40 horas.

Hemos enviado una serie de cartas a los alcaldes metropolitanos para apercibirles de este peligro y de que no estamos ante algo coyuntural, sino ante un problema que se repite año tras año. En Víznar, por ejemplo, esos máximos se superaron en treinta y dos ocasiones el año pasado, y nos tememos que en localidades de características similares, en cuanto a altitud y distancia respecto a Granada y su aglomeración urbana, se estén dando situaciones parecidas, con lo que supone de negativo para la salud de las personas y las plantas y, lo que es más grave, sin conocimiento de la población.

Hay dos factores que influyen en la generación del O3, uno que no puede controlar el hombre y otro que sí. El primero es la intensidad de la radiación solar durante los meses centrales del año. Y el segundo la emisión de compuestos orgánicos volátiles por parte de los tubos de escape de los vehículos, especialmente aquéllos que utilizan diesel en la combustión. Insistimos en que, al igual que ocurre con el polen, debería existir un flujo de información constante hacia los vecinos respecto a la presencia de O3 y sus efectos nocivos, especialmente para los niños y para las personas que sufren enfermedades cardiorrespiratorias. Por su condición de damnificados, los ayuntamientos afectados deberían exigir a Granada, como principal fuente de emisión, a que tomara medidas.

Los datos oficiales para el mes de Junio, han sido a partir de los datos de las estaciones :

Armilla supera 14 días la normativa y 26 días  la de la OMS por lo cual sólo por el mes de Junio se supero los 25 días, limite anual recomendado por la OMS por la protección de la salud.

Palacio de Congresos con 20 días > 10 microgrs, se acerca a este limite.

Anuncios