Barco Saudí que transporta armas a Arabia Saudí llega a Motril

El barco saudí Bahri Jazan está fondeado enfrente de la bocana del puerto de Motril donde atracará en las próximas horas para cargar posiblemente explosivos de la fábrica granadina.

Estas exportaciones de armas a Arabia Saudí se realizaban habitualmente desde el puerto de Bilbao, el fuerte rechazo que provocaron y la presión social consiguieron que se trasladaran al puerto de Santander donde también ha provocado protestas de colectivos como Pasaje Seguro y tanto del Gobierno de Cantabria como del Parlamento autonómico expresando su rechazo. Una declaración en su contra por parte del Parlamento, a instancias del PSOE dice “se insta al Gobierno de España a que se denieguen, suspendan o revoquen todas las autorizaciones para el tráfico de material bélico a países donde se violan los derechos humanos, o a terceros estados que contribuyan a mantener latente o recrudezcan conflictos donde se cometen atrocidades

Esperamos que se produzca algún tipo de rechazo por parte de alguna de nuestras administraciones, así como que el PSOE inste por lo menos a cumplir sus propias declaraciones.

El colectivo Pasaje Seguro ha denunciado que desde que en enero de 2017 una delegación española, con el rey a la cabeza y representantes de las 24 principales empresas de armamento nacionales, visitara Riad, y se firmara un acuerdo con Arabia Saudí basado en la venta de material de defensa entre el rey Felipe VI y el príncipe heredero Mohamed Bin Salman los cargueros Bahri “no han dejado de llegar a la península“. Según la contabilidad de los vigilantes portuarios “han sido 35 contenedores en febrero de 2017, 26 en marzo, 45 en abril, 110 en julio, 40 en agosto y la lista continúa“. En total, 10.000 toneladas de armas, señalan desde este colectivo.

Este acuerdo ha sido criticado por organizaciones como Amnistía Internacional y en el Congreso de los Diputados por Alberto Garzón, coordinador y portavoz de Izquierda Unida, quien advirtió al Gobierno del PP de que será “cómplice de los asesinatos y de los crímenes en la guerra de Yemen”.

La Ley 53/2007, de 28 de diciembre, sobre el control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso, Dice entre otras muchas cosas:
España tiene el deber de asegurar que sus exportaciones son coherentes con los compromisos vigentes de conformidad con el Derecho Internacional y de manera que se garantice que dichas exportaciones no fomenten la violación de los derechos humanos, no aviven los conflictos armados ni contribuyan de forma significativa a la pobreza

Las solicitudes de autorización serán denegadas y las autorizaciones, a las que se refiere el artículo 4, suspendidas o revocadas, en los siguientes supuestos:

Cuando existan indicios racionales de que el material de defensa, el otro material o los productos y tecnologías de doble uso puedan ser empleados en acciones que perturben la paz, la estabilidad o la seguridad en un ámbito mundial o regional, puedan exacerbar tensiones o conflictos latentes, puedan ser utilizados de manera contraria al respeto debido y la dignidad inherente al ser humano, con fines de represión interna o en situaciones de violación de derechos humanos, tengan como destino países con evidencia de desvíos de materiales transferidos o puedan vulnerar los compromisos internacionales contraídos por España”.

Este barco llega a Motril con cuatro embarcaciones patrulleras de guerra que ha cargado en Santander, y completará aquí su carga probablemente con explosivos.

Parece ser que nuestro gobierno está totalmente seguro de que las armas que va a transportar este barco no van a ser utilizadas en la guerra del Yemen, en el bombardeo continuo de población civil o con fines de represión interna o en situaciones de violación de derechos humanos por parte de un país democrático y pacífico como Arabia Saudí.

 

 

 

 

as

ppp

14/08/2018

dairio

 

Anuncios