plastico

El problema del plástico empieza a parecerse al del cambio climático: todo el mundo lo admite (menos el presidente de cierto país y el primo de un expresidente) y lo lamenta (o eso dicen), pero no hay manera de hacer algo contundente para resolverlo, a pesar de saber muy bien lo que habría que hacer.

Cuesta trabajo  creer el ser humano sea tan absurdo, aunque los datos hablan por sí mismos. Véamos algunos de esos datos.

¿Qué pasa con el plástico?

  1. Ingerimos plástico en alimentos y bebidas comunes: Se ha encontrado plástico en la miel, el azúcar, la sal, los mariscos, el agua embotellada y del grifo, en la cerveza y en los refrescos, en los alimentos procesados… El pescado también tiene plástico (además del conocido mercurio) y los metales pesados: el 25% del pescado tiene plástico visible a simple vista, sin contar los microplásticos. La Agencia de Seguridad Alimentaria de la UE (EFSA) advirtió ya en el 2016 que los alimentos del mar están contaminados con plástico.
  2. El plástico invade paraísos somo las islas Galápagos o las Maldivas. En este último archipiélago, al Sur de la India, hay una isla entera para la basura, la isla Thilafushi, donde se queman toneladas de plástico, especialmente las botellas de agua de los turistas. Allí llegan 1.000 toneladas diarias de basura. La contaminación atmosférica es terrible y la respira la población. La basura cubre los corales, que irremisiblemente van muriendo. Klein documenta en uno de sus libros cómo algunos países asiáticos adoptaron un modelo de turismo de lujo insostenible y al margen de la población local.
  3. Los animales mueren por ingerir plásticos: no solo las ballenas… sino todo tipo de especies, desde tortugas hasta aves. Solo en los océanos mueren 1,5 millones de animales al año por plásticos.
  4. El fondo del mar Mediterráneo está lleno de basura, convirtiéndolo en el mar más contaminado del mundo.
  5. Las frutas y verduras se venden cada vez más empaquetadas en plástico y los consumidores las compran con total naturalidad, hasta que ha surgido la campaña #DesnudaLaFruta, que pretende llamar la atención sobre este problema.
  6. Hay cinco islas de plástico y basuras en los océanos del planeta. La isla del Pacífico norte tiene el tamaño de Europa y está compuesta por miles de toneladas de basura, principalmente plástico. Hay otra isla en el Pacífico Sur, dos más en el océano Atlántico, y una más en el Índico. Pero el plástico no está solo en esas islas: recientemente han medido niveles de plástico record en el mar Ártico: 12.000 partículas por litro.mail
  7. Los más optimistas creen que la solución está en investigar algo que se coma el plástico (apelar a la responsabilidad de personas y gobiernos lo ven utópico).
  8. En 60 años la producción de plástico se ha multiplicado por más de 100: En los años 50 el mundo producía 2 millones de toneladas de plástico al año, y ahora son 330. Se calcula que cada segundo llegan a los océanos más de 200 kilos de basura.
  9. El principal productor de plástico es China, que vende toneladas de productos de pésima calidad a los países ricos que los ven baratos, ya que no contabilizan el costo ambiental (y humano) que genera su producción y desecho.
  10. La parte del plástico más absurda es también la más numerosa: los envases de un solo uso, que suponen el 40% del plástico, unos 20 millones toneladas al año.
  11. La basura está creando conflictos internacionales, como la basura de Guatemala que llega a Honduras, o la basura del norte de África que llega a las islas Baleares.
  12. Algunos países se están tomando en serio el problema:

sanjuan

Soluciones

Los impuestos al azúcar en Cataluña han hecho caer el consumo de bebidas azucaradas un 22%. ¿Y si ponemos impuestos al plástico y al aceite de palma? (dos de los productos más nefastos para la salud y el medio ambiente, junto con el azúcar).

La UE va a exigir a los países miembro un pago de 800 euros por cada tonelada de plástico no reciclado. ¿Cuantos millones pagará España, líder en multas por incumplir las normativas comunitarias?

En España se avanza poco, pues aunque el Congreso acordó prohibir los utensilios de plástico de un solo uso en 2020, el anterior gobierno del PP era el que tenía que legislarlo y no estaba por la labor, esperemos que el actual inicie el camino. Además, en realidad lo que se pretendió es que llevaran cierto porcentaje de material biodegradable, lo cual no es la solución al problema. Mientras nuestros políticos llegan a un acuerdo, cada vez se usan más bolsas, y se venden más alimentos en bandejas de poliestireno. Los consumidores culpan a los políticos y los políticos a los consumidores.

Es curioso que la directiva europea sobre residuos (2008) considera reutilizar más importante que reciclar, pero no propone nada concreto para fomentarlo por encima del reciclado. Además, no hace ni una sola mención a los envases retornables, los cuales serían una gran solución ante el problema del plástico de un solo uso.

plastico

Como hemos visto, el problema del plástico es muy grande. Algunos no quieren verlo aunque se lo estén comiendo. Pero verlo es inevitable y la solución no es tan difícil, pues comienza por tomar dos simples medidas:

  1. SDDR para envases retornables.
  2. Impuestos crecientes año a año para las empresas que vendan productos en envases no retornables.

Pepe Galindo

pequeñomuniciio