Llamamiento internacional para detener la implantación de la red 5G en la Tierra y en el espacio.

La radiación de radiofrecuencias ha demostrado ser perjudicial para los seres humanos y el medio ambiente. El despliegue del 5G constituye un experimento sobre la humanidad y el medio ambiente que bajo el prisma del derecho internacional puede definirse como un crimen contra la humanidad.

La red 5G tendrá como resultado un aumento masivo de la exposición ineludible e involuntaria a la radiación inalámbrica.

Los efectos nocivos de la radiación de radiofrecuencia ya están comprobados.

appel