• Ecoembes es responsable del fracaso en el reciclaje de los envases.
  • Su sistema es un engaño que pretende retrasar la implantación del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de los envases, capaz de alcanzar altos niveles de reutilización y reciclaje exigidos por la normativa europea.
  • La administración no debería colaborar con Ecoembes, apuntalando un modelo fundamentado en falsas soluciones y en la irresponsabilidad de los productores de residuos.

Screenshot_20201205_171118Parece que Ecoembes, fiel a su línea de seguir inventando para no hacer nada, ha ideado un sistema consistente en incentivos simbólicos para la ciudadanía que deposite envases en los contenedores amarillos o en maquinarias instaladas en espacios públicos.

No deja de ser una nueva operación de lavado de cara de Ecoembes, que pretende sabotear y atrasar la implantación de un auténtico Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de los envases (el conocido como SDDR). Este sistema, extendido ya en más de 40 países y regiones del mundo, es el único capaz de manera comprobada y eficaz de conseguir altos niveles de reutilización y reciclaje de envases exigidos por la normativa europea (reciclaje del plástico del 75% al 2020, 90% de recogida selectiva de botellas de plástico al 2029).

Recordamos que Ecoembes no es ninguna ONG; es una sociedad anónima constituida por los productores, envasadores y distribuidores de los productos envasados, con la mayor parte de sus acciones en manos de multinacionales como Unilever, Coca Cola, Nestlé o Procter-Gamble, y de cadenas de grandes superficies como Mercadona, El Corte Inglés o Carrefour. Su principal finalidad es conseguir que el coste de la gestión de los envases que recae en sus socios sea la menor posible eludiendo la verdadera responsabilital ampliada del productor exigida por la normativa europea.

A pesar de la costosa publicidad a que dedica buena parte de su presupuesto, la realidad es que el sistema de gestión de envases de Ecoembes, basado en el contenedor amarillo, es un fracaso: no llega a reciclar ni una cuarta parte de los envases posados en el mercado. El resto de los envases acaban en vertederos, incineradoras o abandonada en mares, playas y calles. Además, el problema generado por los responsables de los envases (productores y distribuidores), Ecoembes se lo endilga en los Ayuntamientos, que tienen que hacerse cargo de la mayor parte de los gastos de su gestión y de la necesaria limpieza de calles y de espacios naturales. La contaminación de los mares por los plásticos se debida fundamentalmente a los residuos de envases

ecoembes1La gestión de los residuos continúa siendo enormemente insostenible y los avances en la reducción, la recogida selectiva y el reciclaje son totalmente insuficientes para el cumplimiento de las normativas autonómica, estatal y europea. La gestión continúa fundamentándose en ineficientes macroplantes de tratamiento mecanicobiològic, con el resultado que el principal destino de nuestros residuos continúa siendo el vertido (alrededor del 60%, mucho por encima del 35% exigido por los planes vigentes).

El retraso en la implantación del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno, que incluso es defendido ya por la industria europea de refrescos y de agua embotellada (con la excepcio de Ecoembes), complica todavía más la solución al colapso en la gestión de los residuos que sufrimos.

ecoembes2Ante esta situación sería de desear:

  • la obligación legal de recoger al menos el 90% de los residuos plásticos por separado y establecimiento de Sistemas de Depósito obligatorios de los envases más utilizados y que más se abandonan en el medio natural y urbano, como única manera eficaz de conseguir altos niveles de reutilización y reciclaje de envases;
  • el establecimiento de medidas dirigidas a fomentar y garantizar el consumo de agua potable del grifo;
  • la introducción de objetivos de reutilización y otros mecanismos que fomentan el uso infinito de los recursos;
  • la aplicación de objetivos de contenido mínimo de material reciclado en los productos, puesto que esto crea un mercado para el reciclaje de plásticos eficaz.

La otra Monsanto: Radiografía de Syngenta

Ecologistas en Acción denuncia el enterramiento de árboles en Mojácar